¿Qué es la hipoteca inversa y qué beneficios me aporta?

¿Se acerca el momento de tu jubilación y quieres completar tus ingresos? Para ello, muchas personas optan por lo que se conoce como hipoteca inversa o hipoteca revertida. Es decir, aprovechar una vivienda para tener una mayor solvencia económica a parte de la pensión pública. Si quieres saber qué beneficios te puede aportar esta clase de producto financiero presta atención a lo que tenemos que decirte.

En qué consiste la hipoteca inversa

Estamos ante un préstamo o crédito dirigido a personas mayores de 65 años o dependientes que tengan una vivienda en propiedad. La hipoteca inversa funciona de forma diferente a una hipoteca convencional. Y es que con esta opción financiera es el titular de la propiedad quien recibe una cantidad de dinero en forma de renta mensual, trimestral o semestral a cambio de su casa. Todo ello, sin perder la propiedad y pudiendo seguir residiendo en ella hasta su defunción.

En definitiva, la hipoteca inversa o revertida es una alternativa muy interesante para todas aquellas personas que deseen completar los ingresos de su pensión. Tras el fallecimiento del titular, los herederos de la vivienda pueden optar por varias opciones:

  • Recuperar la casa devolviendo el dinero prestado al banco.
  • Vender la casa y pagar la deuda.
  • Suscribir una nueva hipoteca para pagar lo que falta.
  • Cobrar el resto del préstamo en el caso de que quedara algo pendiente.

Para poder optar a este tipo de financiación es imprescindible tener un inmueble en propiedad y sin cargas. Es decir, sin hipoteca activa sobre él. Puede ser la vivienda habitual del titular del crédito o una segunda vivienda. Si se trata de la vivienda en la que reside el propietario no habría que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Ventajas que se desprenden de la hipoteca inversa

Si eliges este modo de financiación privada has de saber que, además, podrás disfrutar de otra serie de beneficios ligados a esta clase de préstamos. Estos son los más destacados:

  1. El dinero que vas a recibir cuenta con unas ciertas ventajas fiscales. Por ejemplo, estos préstamos no están sujetos al pago del IRPF. Es decir, la hipoteca inversa no tributa impuestos.
  2. Podrás cancelar tu hipoteca de manera anticipada y en cualquier momento sin comisiones adicionales.
  3. No perderás la propiedad de tu casa y podrás seguir disfrutando de ella. La vivienda actúa como una simple garantía para el pago del préstamo.
  4. Es una manera de sacar partido a un inmueble sin tener que venderlo o alquilarlo.
  5. Obtendrás ingresos extras que te permitirán vivir tu jubilación de una forma mucho más tranquila en tu propia casa.
  6. La hipoteca inversa puede ser pactada por un número concreto de años o hasta el fallecimiento del propietario.
  7. Las escrituras relacionadas están exentas del pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Si estás buscando una mayor liquidez para tu jubilación no lo pienses más. En Casas Raluy tenemos para ti un asesoramiento personalizado para cada caso. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sobre inmuebles en Cataluña, así como opciones de alquiler o venta. 

Tags:

Categories: Blog