Fincas rústicas: razones por las que comprar una

Disponer de un suelo en el que poder construir una vivienda es una buena inversión. Las fincas rústicas implican una serie de beneficios que deberías tener en cuenta. Este tipo de terrenos siguen muy activos debido a que han conseguido mantener prácticamente su precio después de la crisis. ¿Por qué deberías invertir en suelo rural?

Qué son las fincas rústicas

Se puede decir que todo terreno o finca ubicada fuera de suelo urbano es considerado como rústico. Sin embargo, existen pequeños matices que dividen este concepto en diferentes tipologías, tales como:

  • Fincas ganaderas.
  • Suelos de explotación agrícola.
  • Hoteles rurales.
  • Molinos o masías, etc.

Dentro del sector inmobiliario, las fincas rurales son aquellas cuyo objetivo es una inversión económica o uso residencial como primera o segunda vivienda. La reducción de los precios de estos inmuebles, especialmente, durante los peores años de la crisis, los han convertido en una materia de inversión realmente interesante.

Ventajas de comprar una finca rústica

Te estás planteando invertir en suelo rural y necesitas saber qué beneficios te aportará esta operación. Aunque para algunos compradores esta pueda ser una decisión arriesgada, lo cierto es que se trata de un mundo lleno de oportunidades si se hace bien.

Los expertos del sector estamos de acuerdo en que las fincas rústicas son una buena inversión porque:

  1. Están sometidas a una menor especulación. Este dato genera una mayor confianza y estabilidad a la hora de comprar un inmueble rústico basado en un precio real de mercado.
  2. Este es un sector que está mucho más activo que el de la vivienda urbana. Aunque la crisis ha llegado para todo el mundo, las fincas rurales han sido una buena solución para personas que no podían comprar un piso en la ciudad.
  3. Las tierras de secano son las que más se revalorizan con el paso del tiempo. Además, son las propiedades más baratas y abundantes en nuestro país.
  4. Se trata de un buen negocio, especialmente, si tu interés es vender una propiedad o alquilarla como casa de vacaciones. El turismo rural está cada vez más en auge. La gente prefiere huir de la ciudad y acercarse más a la tranquilidad del campo.
  5. Si lo que quieres es empezar una actividad agrícola en tu nueva finca rústica has de saber que este tipo de terrenos son los que más se revalorizan con el paso del tiempo. Esto es debido a que cuentan con una mayor oferta económica a buen precio.

¿De qué depende el precio de las fincas rústicas?

Evidentemente, de factores como, por ejemplo, su ubicación (cerca de algún lugar turístico), los servicios, la facilidad de acceso, la disponibilidad de servicios comunitarios, así como las propias características de la finca, tales como, el número de metros cuadrados, la calidad del terreno para construir, la necesidad de obras para su acceso o edificación, etc.

Si estás pensando comprar una finca rústica ponte en contacto con nosotros. Te asesoraremos para que consigas aquello que estás buscando al mejor precio.

Tags:

Categories: Blog