6 errores más comunes al poner una vivienda en alquiler

El objetivo de cualquier persona que desee poner una vivienda en alquiler es, además de encontrar el inquilino perfecto, dar con el precio adecuado. Para ello, es importante no cometer determinados errores que podrían dar al traste con toda la operación. Recuerda lo que tienes que hacer a la hora de alquilar un piso, pero, sobre todo, lo que no debes hacer nunca.

Cómo sacar la mayor rentabilidad a tu vivienda de alquiler

Poner una vivienda en alquiler es un procedimiento que requiere de un estudio previo. Si quieres que tu operación sea lo más rentable posible, es importante que primero:

  • Hagas una investigación del mercado inmobiliario en la zona: infórmate del precio y condiciones de otros pisos de alquiler en la misma zona donde se encuentra ubicado el tuyo. Esto te ayudará a competir en igualdad de condiciones, sin sobrepasar la media en el precio del alquiler.
  • Haz un estudio de los inquilinos: tómate el tiempo suficiente para realizar entrevistas a las personas que se interesen por tu piso. Poner una vivienda en alquiler requiere de un proceso de selección que te asegure unos inquilinos de confianza. Solicita toda la documentación que creas necesaria para estar protegido en todo momento. Pide asesoramiento a agencias como la nuestra, para que puedan hacer esta gestión por ti.

Errores a evitar al alquilar un domicilio

Ha llegado el momento de saber cuáles son los errores más comunes en el momento de alquilar un piso. Evita llevarlos a cabo para sacar partido de esta operación inmobiliaria:

  1. Sin fotos: este es uno de los errores más repetidos en las páginas de anuncios de pisos en alquiler. Una vivienda que carezca de fotografías de calidad tiene muchísimas menos posibilidades de conseguir inquilinos.
  2. Presentar el piso sin arreglar: nunca deberías enseñar la vivienda sin limpiar, pintar o arreglar. Los pequeños detalles marcan la diferencia y, junto con el precio, este es uno de los valores que más tienen en cuenta los inquilinos a la hora de buscar un piso de alquiler.
  3. No realizar un contrato: la correcta redacción de un contrato de alquiler es imprescindible para evitar posibles problemas futuros.
  4. Tener demasiada prisa por alquilar: es importante ser prudente a la hora de realizar operaciones inmobiliarias como esta. No tengas demasiada prisa ante la visión de un posible inquilino perfecto. Asegúrate de que todo está en orden antes de presentar el contrato a firmar.
  5. No cambiar la titularidad de los suministros: da de baja todos los suministros de la casa para que sea el propio inquilino quien los dé de alta. De esta manera, los podrá poner a su nombre para hacerse cargo de todos los gastos, evitándote así quebraderos de cabeza.
  6. No contratar un seguro: este es otro trámite que en Casas Raluy te recomendamos llevar a cabo. Con un seguro de alquiler podrás cubrirte las espaldas ante posibles problemas como averías, desperfectos, reformas, etc.

Ponte en contacto con nosotros para recibir un asesoramiento personalizado que te ayude a alquilar tu vivienda con la totalidad de las garantías.

Tags:

Categories: Blog