6 consejos antes de decorar un piso alquilado

Por fin, tienes esa vivienda donde poder empezar una nueva vida. Has alquilado un piso y ahora necesitas hacerlo tuyo. Decorar un piso alquilado es vital para sentirte cómodo. Si quieres que tu nueva casa sea acogedora presta atención a los siguientes trucos decorativos. Sin gastos importantes lograrás un lugar muy personal y acorde a tus gustos.

Negociaciones previas con el casero

“Hogar, dulce hogar”. Para que puedas decir esta frase cada vez que entres en tu nueva casa, necesitas darle un toque diferente. Para ello, serán imprescindibles unos pequeños cambios dentro de tu piso de alquiler.

A fin de evitar posibles contratiempos, te recomendamos que hables antes con tu casero para llegar a un acuerdo. Hazle ver que eres una persona responsable que solo quiere mejorar el aspecto del piso. Procura que todo lo acordado quede reflejado dentro del contrato para evitar futuros problemas. Por ejemplo, pintar paredes, hacer algún que otro agujero, etc.

Si consigues hacer ver a tu casero que tu intención es disponer de un hogar cálido, sin dañar la propiedad, seguro que consigues su aprobación. Finalmente, pide al dueño que retire las cosas que no necesitas. A veces, los caseros cometen el error de tener los pisos llenos de objetos poco útiles. En el caso de que haya muebles u otras cosas que no puedas quitar, tendrás que hacer un esfuerzo por potenciar su especial belleza.

Tips básicos para decorar un piso alquilado

Es lógico que al principio no sepas por dónde empezar. Por esta razón, te recomendamos que comiences por las estancias más necesarias (cocina, habitación y baño). Lo importante es que consigas personalizar al máximo tu piso de alquiler para sentirte como en tu propia casa. Para ello:

  1. Si tienes paredes de gotelé con colores muy tristes, puedes optar por pintarlas en colores pastel claro. De esta forma, los grumos se notarán mucho menos y ganarás luz en la casa. Usa vinilos decorativos para darle ese toque de gracia tan tuyo.
  2. Apuesta por las estanterías si ves que no hay espacio suficiente para el almacenaje. Prueba a hacer diferentes tipos de composición con imágenes, plantas y otros elementos decorativos. ¡Te quedarán perfectas!
  3. En el caso de que los muebles del piso sean demasiado antiguos, opta por un estilo decorativo vintage. Estas piezas bien combinadas con otras un poco más modernas aportarán al piso una imagen renovada.
  4. No siempre podemos quitar aquello que no nos gusta en una casa alquilada. Sin embargo, sí podemos esconderlo. Usa cuadros o adhesivos para tapar desperfectos, puertas o armarios que no te gusten demasiado. También, es recomendable usar alfombras para tapar desperfectos en el suelo.
  5. La luz es otro aspecto a tener presente a la hora de decorar un piso alquilado. Añade diferentes puntos de luz bien repartidos. Piensa en su funcionalidad, así como en su capacidad decorativa.
  6. Finalmente, solo tienes que personalizar el resto del piso con objetos decorativos que representen tu forma de ser. Este será tu auténtica seña de identidad. Procura no sobrecargar demasiado las estancias con cosas. Recuerda que después serán un estorbo a la hora de limpiar.

Busca tu piso de alquiler para decorar con nosotros. Te asesoraremos en todo momento.

Tags:

Categories: Blog